marzo 19, 2009

Catástrofe cultural

El llamado "plan Bolonia" se convertirá en un hito histórico, de los nefastos, de los "errores" cuya repetición la Historia debería evitar.
La biblioteca de Alejandría fue incendiada, los escritos precolombinos, quemados. También fueron a la hoguera eminentes científicos como Giordano Bruno o Miguel Servet.
En muchos casos se han considerado ciertos conocimientos como herejías, blasfemias, peligrosos para el Estado, etc.
Pero el "plan Bolonia" da un paso más. Considera que el simple hecho de aprender, de enseñar, de pensar, debe ser rentable. Supedita el pensamiento al dinero y hace imposible estudiar cualquier cosa que la economía considere inútil.
La Filosofía, las Matemáticas, la Historia, el Arte... los grandes saberes de la humanidad se lanzan a la hogera de lo no rentable. La cultura occidental de los griegos, del Renacimiento, del Siglo de las Luces, el amor por el conocimiento, están condenados a muerte.
Y con ello el mundo tal y como lo conocemos. O mejor dicho, como a mí me gustaría que fuera.

2 comentarios:

Syr dijo...

Es muy grave, como también lo es la subida en el precio de las matrículas que se prevé. No quiero vivir en un país en el que no todo el mundo pueda permitirse ir a la universidad, independientemente de su validez como estudiantes. "No poder permitirse estudiar"... como si fuera un viaje al Caribe. Suena siniestro.

AJotAtxe dijo...

Sin duda lo es. Pero ojalá fuera sólo ése el problema. Una Universidad cara pero de calidad -como las del siglo XVIII, por ejemplo- garantiza que la cultura se mantiene. Es patrimonio de los ricos, pero al menos es patrimonio de alguien. Lo que a mí me parece una catástrofe de dimensiones históricas es que la empresa haya invadido lo que antes no pudieron invadir la Iglesia ni el Estado. Los leones han caído.

Antes de la socialdemocracia, alguien rico aprovechaba sus riquezas para aprender, si quería. Ahora, nadie quiere aprender si no es para enriquecerse (aún más).